685 950 899

Recomendación Día del Libro 2015.

Recomendación Día del Libro 2015.   Quisiera recomendaros  un libro que descubrí hace unos meses y que no dudé en hacer mío dadas las varias posibilidades de trabajo que ofrece. Generalmente las personas recurrimos a 5 ó 6 nombres de emociones para describir cómo nos sentimos. La tristeza, el miedo, la rabia, la sorpresa o la alegría son las más utilizadas. “Estoy triste, me siento contenta, me ha hecho sentir rabia, Qué asco que da esto” etc. son expresiones muy comunes en nuestra habla diaria. La gama de emociones humanas, sin embargo, es mucho más amplia y compleja, y a menudo nuestra educación emocional no lo es tanto. A veces sentimos que nos faltan las palabras para describir con más exactitud cómo nos sentimos. Por este motivo recomiendo un libro muy interesante que nos ayuda,tanto a niños como a adultos, a educarnos a expresar nuestras emociones. Con esta herramienta educativa ampliaremos nuestro conocimiento hasta 42 estados emocionales. Nos ayudará a descubrirlas, identificarlas y entenderlas, lo que nos ayudará a normalizarlas. De esta manera tendremos más recursos para gestionar tanto las propias emociones como las ajenas, mejorando nuestra inteligencia emocional.  Otro de los atractivos que presenta este libro, que hace disfrutar a niños y amantes del dibujo, son las magníficas ilustraciones que acompañan a cada emoción. En el siguiente enlace encontrareis una muestra del libro :  http://www.palabrasaladas.com/emocionario.html Espero que la recomendación haya sido de vuestro agrado. Cristina Gómez. Psicóloga y Psicoterapeuta en PsicoBenestar,...

¿Tristeza o depresión?

Si nos detenemos a escuchar con atención las conversaciones más cotidianas nos daremos cuenta que a menudo la palabra depresión emerge en ellas. No es extraño oír frases del tipo: “Estoy deprimido porque este trimestre he suspendido dos asignaturas”, “el otro día me deprimí porque discutí con mi madre”, “Mi hermano está deprimido desde que los amigos lo dan de lado”. Aunque estas situaciones pueden hacer que alguien reaccione con tristeza esto no quiere decir que realmente la persona presente una depresión clínica. Utilizamos una palabra incorrecta para definir un estado de tristeza, de pena, de frustración, de abatimiento, o de desengaño. La tristeza es un estado natural a las situaciones de frustración, al dolor emocional, y en general a aquellas situaciones negativas que nos van en contra. La vida no es fácil, representa convivir con situaciones adversas que a menudo nos asaltan en el quehacer diario. La tristeza, pues, es una situación normal, y más si hemos experimentado una situación de cierta gravedad. Estar triste porque a un hijo no le acaban de funcionar los estudios y se le ve preocupado,  porque la abuela está delicada de salud, o porque la situación económica no es la que querríamos no implica un estado patológico, sino una reacción emocional normal que se irá resolviendo hasta desaparecer. Situaciones de más intensidad, como por ejemplo la pérdida de un ser querido, una enfermedad grave, una separación o divorcio, pueden sumir a la persona en una gran tristeza, en un proceso de duelo  que le ayude en la integración de la pérdida y a una readaptación a la nueva situación, que a pesar...